Encuentro Con Cristo Grado 6-1

En este año escolar he tenido la fortuna de compartir experiencias mágicas e inolvidables con los estudiantes del grado 6-1. Quiero resaltar con mucho cariño que son niños y niñas con un corazón noble y sencillo, con sentimientos puros y sinceros, su calidad humana es la que me motiva a seguir trabajando por ellos con empeño y alegría. Se caracterizan por su responsabilidad, por su interés por aprender y ser cada día mejores, son estudiantes con grandes talentos y potenciales; artísticos, musicales, deportivos, investigativos y cognitivos. Están comprometidos a dar lo mejor de sí mismos y superar cualquier obstáculo porque son estudiantes esforzados y valientes capaces de lograr cada una de sus metas y propósitos. Son estudiantes que aman su colegio, sus profesores y que van de la mano de Dios creciendo y fortaleciendo su espiritualidad fílipense.

Es una etapa en donde los niños van entrando la pre-adolescencia propicia para tener una experiencia con Dios. En el encuentro con Cristo se aprovecha para tener una experiencia de fe, de amor, de amistad, de vida en comunidad, un espacio donde el estudiante se distrae y a la vez se encamina por los senderos de la fe en Cristo Jesús y todo lo que conlleva y compromete. Un encuentro de confrontación entre sí mismo y con Dios. Experimentar de forma personal el amor de Cristo, saber que somos acogidos y amados por Él, vivir la paz y tranquilidad, tiempo para conocer y reconocer a la Persona de Jesucristo, sentir su presencia y respaldo.

Son momentos donde nos encontramos todos, espacio en donde la fe y la oración predominan, momentos que marcan y enrutan a la vida cristina, a la reflexión, a vivir los valores, la ética,
experimentar alegría en la gracia de Dios.